,

Como exprimir a tu equipo sin anestesia

equipoaNormalmente estoy bastante sensibilizado con la gestión de equipos/personas. No tengo muchos años de experiencia para poder dar clases magistrales pero lo suficiente como para saber cuando la gestión va bien y cuando no. Debido a mi última etapa estoy bastante más sensible en este asunto y justo hoy me ha pasado algo que quería compartir con vosotros.

Como ya os comenté en el post anterior, estoy en pleno proceso de creación de mi nueva compañía, y que mejor que juntarme con compañeros de profesión que llevan sus kilómetros en el negocio como dirigentes de sus propias compañías con bastante éxito en cada uno de los casos.

Hoy he tenido el placer de comer con unos amigos, que por cosas del destino, hace casi 10 años fueron clientes míos, y en esta última etapa he vuelto a toparme con ellos trabajando, pero esta vez el cliente era yo.

Por supuesto la comida ha sido estupenda y hemos hablado de todo un poco, desde las risas, pasando por las críticas, hasta planteando posibilidades de colaboración como partners en proyectos puntuales.

Hasta aquí todo normal,  diréis, pues vaya petardo de post… bueno cuando estábamos con el café en la mesa, he sentido como hemos llegado al climax de la conversación viendo como a uno de estos figuras se le ha llenado la boca y se le ha empezado a hinchar el pecho del orgullo hablando de su equipo.

Qué importante es conseguir crear un buen equipo leal, de calidad y que disfrute con su trabajo.

Son pocas veces las que puedes ver a una persona emocionarse y hablar con esa ilusión y energía de su equipo. De la empatía que tiene con cada uno de ellos, desde los más veteranos hasta los que se acaban de incorporar. Como valora el trabajo que hacen, como es la conexión entre ellos, qué aportan los directivos de la compañía para que esto suceda,…

Realmente la comida de hoy para mi ha sido una lección y un ejemplo de que cuidando cosas tan triviales como el trato a tu equipo, exigiéndoles y motivándoles  puedes llegar a hacer grandes cosas.

Cuando ni el horario ni el salario es lo más importante

He leído muchos post sobre la importancia de tener al equipo feliz para sacarles el mayor partido, pero muchos de ellos se quedan en mera teoría y no llegan a aplicarse nunca.

Estos colegas tienen su propio método de trabajo en el que todos los equipos están estrechamente ligados desde el principio al fin de cada proyecto. Esto hace que desde el principio todos estén involucrados y que no se vean como equipos distintos, qué es lo que suele pasar por ejemplo entre la gente de UX y los equipos de Desarrollo y que al final hace que las cosas sufran desgaste por el camino. Además de esto, la dinámica y el trato personal entre todos y cada uno de ellos, hace que sea muy fácil trabajar en esa empresa.

Me hubiera gustado poder haber grabado la conversación para que sus empleados lo vieran, porque era evidente que lo decía desde el corazón, y en cada frase ponía más énfasis y emoción.

Me transmitía la total implicación y compromiso de cada uno de los empleados con la compañía y la marca, y casos concretos de algunos que han tenido detalles dignos de reconocimiento, como así ha sido, aunque sea en una comida privada.

En resumen

Yo siempre intento aprender todo lo que puedo de los demás, sobre todo de los mejores, y hoy ha sido una comida muy enriquecedora. Y por supuesto comparto al cien por cien todo cuanto hemos comentado.

Me ha hecho reflexionar mucho sobre el modelo de trabajo, la propia experiencia de trabajar en una compañía, desde el ambiente, la decoración, los retos, el trato,…

Volvía en el coche de camino a casa pensando…¡yo quiero ser como ellos de mayor!.

Y para terminar, lo que está claro, es que si tienes un proyecto atractivo, cuidas a tu equipo, los valoras profesionalmente y personalmente, al final ellos van a responder de manera natural y les podrás exprimir al máximo sin anestesia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *